Reducir costos de arriendo en propiedades compartidas

Una de las odiseas para muchos que deciden vivir en Santiago está relacionado a los costos de los arriendos inmobiliarios, el metro cuadrado en Santiago puede ser uno de los más costosos del país, pero aún así, quienes tienen el deseo de vivir por motivos de estudio, por motivos de empleo o emprendimiento con poco capital, siempre encuentran una solución para hacer lo más difícil algo posible, y una de estas soluciones está en compartir un arriendo.

En Santiago la oferta inmobiliaria está llena de diversidad, hablamos de una ciudad o provincia con 32 comunas, siendo las comunas al norte del país las más costosas de la región y con los arriendos de menores tamaños, para que hagamos una ídea, en el Centro, Providencia y Las Condes podemos encontrar propiedades con 20 mts2 a precios similares de propiedades en otras comunas de 2 y 3 dormitorios.

Siendo Providencia, Las Condes y Vitacura las comunas más costosas, las propiedades son de menor tamaño o de alto valor en ellas, un departamento en Las Condes de 1 dormitorio puede estar sobre los $400.000 Pesos, mientras que en San Miguel, Quinta Normal y San Joaquín por precios debajo de los $350.000 pesos, podemos encontrar propiedades con 3 Dormitorios.

¿Porqué es más costoso vivir al Nororiente y Centro de la Ciudad?

El centro de Santiago es el centro de todas las operaciones comerciales y financieras del país, cuenta con el mayor registro de empresas, además de instituciones públicas y privadas que aseguran que en estos metros cuadrados de construcción, contarás con todos los servicios y tendrás acceso a lugares importantes de la ciudad con sólo algunos pasos, instituciones universitarias, tiendas, centros comerciales y espacios de entretención pueden ser las variables que destacan en la toma de decisiones de muchos que desean vivir en el Centro de Santiago.

De igual forma, las comunas al nororiente de la ciudad, están caracterizadas por ser las más costosas del país, con todos los servicios, son urbanismos donde frecuentan personas de alto poder adquisitivo, y grandes empresas hacen sus gestiones empresariales en ella, Las Condes y Providencia tienen el segundo y tercer registro de empresas más grande del país, además de que hacen un aporte importante al PIB de la nación, y contribuyen con los impuestos más altos de la ciudad, eso les asegura calidad de vida en cada uno de los espacios.

Pero nuestro objetivo es lograr cuotas de arriendo más económicos y accesibles

Por el costo de un arriendo en esas comunas de la ciudad podrás encontrar propiedades más grandes y con arriendos más baratos en Santiago, por ello, aúnque estas con los lugares más deseados para vivir, esta publicación está hecha para quienes no cuentan con el poder adquisitivo o los ingresos para costear su estadía en lugares costosos. Por eso miraremos fuera de ellas para tratar de construir una solución a través de arriendos compartidos.

Por ello, miraremos en comunas ubicadas al Sur oriente y sur de la región, trataremos de buscar comunas más cercanas, pues sabemos que para muchos es de vital importancia vivir en un arriendo en Santiago debido a factores de interés educativos, sociales, médicos, económicos, por ello estamos seguros de que muchos no se quieren alejar del centro, aúnque antes de hacer nuestro análisis, les mencionaremos que por el costo de un arriendo en el Centro o en Providencia y Las Condes, puedes encontrar en comunas como Maipú y Puente Alto una propiedad con 4 y hasta 5 dormitorios, así de impactante es la diferencia.

¿Cuanto Cuesta arrendar en Santiago?

Cuando queremos establecer costos de arriendos, no nos enfocaremos en arriendos en Santiago Centro, estamos seguros que el deseo de vivir en esta comuna es alto, cómo podemos ver, tenemos propiedades muy cercanas a estaciones del metro, es difícil no estar cerca de una estación del metro, pues en Santiago Centro pasan conexiones de la Línea 1 en su parte norte y central, Línea 2 en su parte oriental atravesándo de norte a Sur, la Línea 5 en la zona Norte, la línea 6 en la zona de sur Oriente y la línea 3 en el oriente y nororiente de la ciudad.

Pero en esta ocasión, analizaremos cuanto nos puede costar encontrar una propiedad en arriendo en San Miguel, una comuna ubicada el sur de Santiago Centro y que hoy en día cuenta con uno de los niveles de plusvalia más elevados del mercado, las inmobiliarias se han enfocado en la comuna, la ven cómo una opción en vías de desarrollo, con un crecimiento en su parque empresaria, pues si, en el punto en que el centro colapsa, la población que amplía su desarrollo está orientada a las comunas más cercanas.

Un arriendo en San Miguel ordenado en propiedades de menor precio puede estar sobre los $150.000 Pesos, en esta encontramos propiedades con 1 dormitorio con 30mts2 de construcción una oferta que podríamos encontrar en el centro y oriente por encima de los 450.000 pesos, más gastos comunes.

Además, los gastos comunes rondan entre los $40.000 y $60.000 pesos, por lo que nuestro presupuesto podría rendir para 2 o 3 departamentos sólo por hacer cambio de comuna.

¿Cómo es la calidad de vida de San Miguel?

Seguro es la pregunta que te haces en este momento, si los costos se reducen tanto, la calidad de vida debe ser baja en comparación con Las Condes y Providencia, si bien, no se viven con los mismos lujos urbanos, es decir, no encontrarás los mejores restaurantes de Santiago en cada metro de recorrido por las Avenidas, en San Miguel nos encontramos con una comuna con todos los servicios que necesitamos para vivir bien.

La comuna cuenta con vecindarios con seguridad, lleno de parques y plazas y una importante actividad comercial, centros comerciales, mercados municipales y ferias de vecinos, la amabilidad es algo común en cada esquina, y la atención en instituciones públicas, hospitales, servicios de carabineros, bomberos, no es un tema que le envídie mucho a la zona Central.

¿Qué hace tanto la diferencia? la calidad de vida no es un problema, en San Miguel hay urbanismos en condominio con todos los servicios y espacios que necesitas, piscina, lugares para caminata, pero al ser una comuna que aún está en crecimiento, los precios aún son más accesibles, porque no estamos ante un urbanismo colapsado, además la oferta de empleo es más baja, pero sin embargo, no es una desventaja que pueda afectar a muchos, pues la densidad de población es más baja que la de las comunas al norte de la ciudad.

¿Cómo es la calidad de vida y precios en Quinta Normal?

Quinta Normal es una comuna ubicada en el Nor poniente de Santiago Centro, muy unida a Estación Central, en la comuna encontramos propiedades en arriendo sobre los $170.000 pesos de 1 dormitorios, son niveles de precios muy parecidos a los de San Miguel, y al estar muy cercana, nos quedamos a un paso de llegar al Centro y al Nororiente del país, pues por conexión en la línea 1 y 5, podemos movernos con suma facilidad.

Igual que en San Miguel, un arriendo en Quinta Normal nos brinda todos los servicios y calidad de vida que necesitamos, centros comerciales y grandes tiendas en una comuna edificada que cada día crece al ritmo evolutivo de la Región.

En Quinta Normal y en San Miguel podemos encontrarnos formatos de propiedades con 1, 2 y hasta 3 dormitorios en arriendos entre $150.000 Pesos y $350.000 Pesos, y en este punto comenzamos a planificarnos para disminuir los costos de arriendo compartiendo los arriendos con amigos, conocidos o personas con intereses en común.

¿Cómo compartir un Arriendo?

Compartir un arriendos nos ayuda a reducir los costos dividiendo entre la cantidad de dormitorios que tenga, muchas propiedades tienen sala de estar que puede ayudarnos a forzar una reducción mayor, pero realmente, es una práctica que no recomendamos, porque la cantidad de personas que viven en una propiedad disminuye los tiempos de uso de los espacios comunes, ellos son, baños y cocina. Estas son las recomendaciones que hacemos para compartir una propiedad con otros inquilinos.

Dale prioridad a propiedades con 2 baños: El baño es uno de los motivos de conflicto mayores en un arriendo compartido, más cuando estamos cercanos a nuestro horario de trabajo, si bien, esto se puede solucionar en todo momento programando los tiempos y horarios de entrada al baño, imagína que pasa si uno de los miembros tiene una urgencia de hacer un número 2 al momento en que todos esperan darse una ducha para comenzar el día.

Es difícil encontrar en Santiago un departamento con 2 dormitorios, pero no imposible, podríamos plantearnos la opción de búsqueda, esto usando filtros en los portales de anuncios, pero si no encontramos, no nos podemos hacer un lío por ello, por lo que podemos continuar nuestra vida organizando los tiempos.

Busca propiedades con surtido de gas en la cocina: La cocina es otro elemento que trae conflictos, el tiempo que tardamos usando la cocina puede resultar un problema, por esto, de preferencia para arriendos compartidos, el uso de cocina de gas puede reducir los tiempos de cocción de los alimentos.

Además, es importante que se planifique los procesos para hacer reducción de tiempo de usos en la cocina, ¿Cómo? pica los vegetales y guardalos listos para ponerle a los alimentos, aplica el lavado de los utensilios a medida de que dejas de usarlos, es un error en algunos que comparten un arriendo o un espacio de vida que preparan los alimentos y dejan las lozas y utensilios para lavar, para después de comer, esto genera un conflicto, pues cuando 3 personas comparten arriendo, tienen que esperar hasta que la cocina esté desocupada.

No colapses los espacios: Cuando se dividen 3 dormitorios en un departamento, sólo 1 de ellos es tu espacio privado, en ese lugar entrarán o deberán entrar todas tus cosas personales, y por otro lado, el departamento cuenta con espacios comunes, baño, sala de estar, cocina, pasillos, es importante no colapsar los espacios, tener siempre lo necesario y no más.

Un error común de muchos es que tratan de llenar los espacios, ocupa antes de que otro lo ocupe, y termina generando un conflicto, porque igual todos pagan lo mismo, y todos esperan tener el mismo espacio para meter sus cosas personales, el límite del espacio siempre está presente, por eso nuestra planificación de bienes personales debe centrarse a lo que entra en nuestro dormitorio.

Además, una propiedad llena cómo un depósito, con tiradero de cosas en cada uno de los rincones, puede ser una experiencia que cansa nuestro cuerpo y mente y puede generar problemas cómo humedad, polvo, hongos y animales no deseados.

Divide los gastos comunes y costos de Servicios: El gasto común y el costo de servicios debe estar claro en todo momento, los costos se deben dividir, y los pagos deben hacerse de forma oportuna cuando llega o se activa la facturación, dejar la deuda para el mes siguiente, puede generar problemas de cumplimiento de pago, no querrás quedarte al finalizar la convivencia, con una deuda por pagar, pues, quien arrienda la propiedad, es quien tiene la responsabilidad legal del cumplimiento.

Trata de buscar personas con intereses y núcleos familiares en común: Esto también tendrá impacto en el costo de los servicios, una discrepancia que se genera debido a las cuotas de consumo cuando compartes tu propiedad con personas con intereses diferentes, planteamos esta punto con un ejemplo.

Una persona, trabaja en un partime, 4 horas al día y estudia 6 horas en una institución universitaria, comparte arriendo con una pareja, en la pareja, 1 de los miembros trabaja, el otro se queda en casa, si bien, los 3 pagan el arriendo, el costo de los servicios puede suponer un problema en estos casos, pues al estar ausente todo el día, el que está estudiando y trabajando tiene una cuota de consumo más bajo, esto a corto o mediano plazo comenzará a traer conflictos, comenzará a pesar en nuestra reducción de costos, quizás tu estás buscando cómo ganar dinero mientras que tus inquilinos buscan la forma de gastarlo, y terminas gastando también por el alto costo de consumo de los servicios.

Igual ocurre cuando arriendas por estudio, pero compartes con una pareja con hijos, por eso es importante que las personas con quienes compartes el inmueble en arriendo, tenga intereses en común, todos trabajadores, todos estudiantes, incluso es recomendable compartir con compañeros de grupo de estudio o de la misma institución de estudio, incluso muchos prefieren hacerlo con personas del mismo sexo, personas de alta actividad social, prefieren no arrendar con personas que buscan ambientes silenciosos y de pocas personas, todos estos elementos cuentan para hacer un bien común en la convivencia.

Buscate personas de confianza en primer plano: Si tienes planificado arrendar y tienes conocidos o personas de confianza buscando un inmueble, tómales de primera opción para arrendar, es importante que consideres siempre que habrá momentos en que no estarás en casa y los otros inquilinos si, por ello, es importante que puedas confiar en esas personsa la integridad de tus bienes, si bien, cuentas con un espacio reservado, la confianza es el mejor de los valores.

Trata de cobrar una garantía para reducir riesgos de incumplimiento de pago: El incumplimiento de pago es uno de los riesgos más grandes que tenemos al compartir un arriendo, al arrendar una propiedad, los propietarios o agentes inmobiliarios exigen el pago de un depósito de garantía, el cual será devuelto cuando cese el contrato, sea entregado el inmueble y se pueda confirma el cumplimiento de todos los deberes de pago y el restablecimiento del inmueble a las condiciones iniciales al contrato.

Muchas veces cuando arrendamos una propiedad, los nuevos inquilinos buscan la forma de saltarse este depósito, por lo que terminan por pagar la mensualidad y cumplir con los pagos de servicios, pero esta práctica, representa un riesgo para el responsable del contrato, pues un día el usuario puede abandonar la propiedad dejando los compromisos de pago pendiente, los costos de servicios no se pueden pagar antes de la fecha de facturación, esto se debe a que no se saben los montos exactos, además, los daños o problemas que un inquilino pueda generar en el inmueble, no estarían garantizados, por ello, es indispensable que cobres una garantía que ayude a preveer problemas.

Manten los conceptos de Responsabilidad alejados de los conceptos de amistad: Muchas veces mezclamos amistad con responsabilidades, y terminamos dejando de lado las responsabilidades, siendo más flexibles con las fechas de pago o con lsa responsabilidades diarias, puedes estar una hora más en la cocina, otra en el baño, y estos son temas que se harán más agudos y pesados con el tiempo.

La responsabilidad del cumplimiento de los pagos y quehaceres del inmueble, el cumplimiento de los tiempos, no debe cambiar bajo ningún concepto, si compartismo propiedad con amigos y familiares, si nos hacemos amigos de los nuevos inquilinos, esa condición no debe cambiar, sino tarde o temprano puedes tener problemas al cubrir los costos, la flexibilidad podría comerterse en abuso.

Los inmuebles compartidos son una opción para reducir los costos, muchos pueden terminar pagando hasta menos de 100.000 pesos por una propiedad si puede organizarse con un buen grupo, pero también lleva consigo una serie de complicaciones. Si decides esta modalidad debes estar atento a todos los detalles mencionados y saber que te aventurarás a algo nuevo, con nuevas personas y que siempre será importante tu capacidad de conciliar para lograr la comunión entre los inquilinos.

6 respuestas a “Reducir costos de arriendo en propiedades compartidas”

  1. Lo más difícil de compartir una propiedad es lograr una buena convivencia, si tienes un buen inquilino, cuídalo, hazle el amor, bueno no se lo hagas porque se arruina, jojo, los buenos inquilinos duran poco tiempo compartiendo una propiedad, normalmente son personas que buscan su espacio porque no les gusta compartir, luego quizás se plantean la opción de compartir costos, pero los malos inquilinos siempre están al acecho, si compartes con un inquilino y te lo llevas bien, eres muy afortunado.

    1. La convivencia es difícil, yo viví con una pareja que le tenía pavor al frio, por eso siempre tenía las ventanas cerradas y cuando abría la puerta del balcón la terminaban cerrando, en consecuencia comenzó a aparecer hongos en mi departamento, eso nunca me había pasado, por suerte sólo estuvieron unos meses, no quería pedirles que se fueran por su situación, pero fue difícil la convivencia por ese sentido, del resto no hubo problemas, eran tranquilos y respetaban los espacios.

    2. Yo también tuve problemas de convivencia, y era una chica, pensé que se veía organizada porque la conocía del instituto y la relación comenzó bien, pero al tiempo comenzó a tener invitados al departamento y se estaban quedando, luego para que se marche fue un lío porque me decía que no tenía donde ir, le dí unos días y siempre me venía con el mismo cuento, hasta que me cansé y terminé sacándola, pero ya con el segundo inquilino he tenido mejores resultados, este es un chico y es más calmado, no es mi pololo, por si se les viene a la mente, pero creo que el muchacho se ha portado a la altura.

  2. Quinta Normal es un buen lugar para vivir, está muy cerca del Centro y con buena conexión por transporte público, y los costos no son tan altos, tu estuve cerca de la estación del metro de Quinta Normal por un tiempo y la verdad es que la relación precio y calidad de vida siempre estuvo compensada.

  3. Es un poco problemático vivir con terceros si no conoces sus mañas, yo hace unos meses vivi con una chica que conocí en la universidad, era una buena relación en los primeros 2 meses, pero luego comencé a tener líos con ella, además de que estaba siempre retrasada con los pagos, también los niveles de ruido, las visitas, todo fue un problema, por suerte cuando inicia el covid ya no viviamos juntos, porque yo me vengo cuidando desde el comienzo, mientras que ella no la prestaba atención a tener un visitante hoy y mañana otro.

  4. Es buena opción para reducir, pero a menos que la propiedad tenga seguridad separada es difícil pensar en un arriendo compartido, más cuando son departamentos, las casas quizás si las considera al tiro, porque creo que son propiedades con más espacios cómo para resguardar tus bienes, incluso yo prefiero tener mi cocina y lozas en mi dormitorio y que cada quien haga con sus bienes su espacio, usando sólo en lugares comunes el baño y la cocina, pero no con recursos en común, hace unos años mientras estudiaba arrendé con una amiga y pensé que no tenía problemas, al salir de viaje a Iquique y regresar noté que mi jabón tenía pelos de caballero, algo que me molestó porque en mi ausencia llevó a su pololo y usó mi jabón.

Deja una respuesta